Afirman que los más inteligentes tienen menos creencias religiosas

PARA ALGUNOS EXPERTOS, LAS CONCLUSIONES DEL ESTUDIO SON "SIMPLISTAS"

(Por Graciela Gioberchio) Se trata de un trabajo de investigadores europeos, que relacionaron el nivel intelectual de académicos con la religiosidad. El jefe de la investigación, el irlandés Richard Lynn, ya despertó polémica con estudios sobre inteligencia, raza y sexo.

Inteligencia y religión no van de la mano, al menos para un grupo de investigadores europeos que apoya la teoría de que las personas con cociente intelectual alto tienen menos creencias religiosas. La polémica está servida.

Expertos en el tema señalan que las conclusiones del trabajo son "simplistas" porque, según explican, además de la medida de la inteligencia se trata de un abordaje complejo, que requiere considerar factores socio-culturales. El trabajo está firmado por Richard Lynn, profesor de psicología en la Universidad de Ulster, en Irlanda del Norte, en asociación con Helmuth Nyborg, de la Universidad de Aarhus, Dinamarca, y John Harvey, sin afiliación universitaria. Afirman que, en relación a la población en general, los académicos son menos religiosos o tienden a creer menos en Dios. Será publicado en setiembre en la revista académica Intelligence .


En un brevísimo e-mail que respondió a Clarín, Lynn asegura que únicamente las personas sin inteligencia pueden creer en milagros y en que Dios responderá a sus plegarias .

Lynn ya despertó polémica en el pasado con investigaciones que relacionan a la inteligencia con la raza y el sexo. Dice haber probado que el cociente intelectual (CI) de los alemanes es el mayor de Europa. Y en 2005 causó revuelo con una investigación en la que atribuyó que los hombres son más inteligentes que las mujeres.

Este no es el único investigador que relaciona la inteligencia con otras variables. Y para alimentar aún más la polémica, hace unos días, un académico inglés, Bruce Charlton, publicó en la revista de educación Times Higher Education que los estudiantes ricos tienen un cociente intelectual más alto que los de clase baja.

En qué se basa el estudio de Lynn En la recopilación de varias investigaciones. Por un lado, dos encuestas: una entre miembros de la Royal Society y otra de los integrantes de la Academia Nacional Norteamericana de Ciencias. La primera concluye que sólo el 3,3% cree en Dios, mientras que el 68,5% de la población general del Reino Unido se autotildó como creyente. En la Academia de EE.UU., sólo el 7% cree en Dios, mientras que en la gente común el porcentaje trepa a 90. También analizaron la media de los CI en 137 países desarrollados y detectaron que las creencias religiosas habían disminuido a medida que la gente se volvía más inteligente. Dividieron los países en dos grupos: el de los CI más bajos (de 64 a 86 puntos), donde apenas el 2% de la población no cree en Dios y el grupo de los CI de 87 a 108 puntos, en los cuales la incredulidad sube al 17% .

Si bien el estudio fue hecho en base a un gran número de participantes, creo que agrega más información a un tema de la literatura científica muy complejo. donde además de la medida de los CI también deben tenerse en cuenta factores socio-culturales , afirma Ezequiel Gleichgerrcht, investigador en neurociencias cognitivas del Centro de Estudios de la Memoria y de la Conducta (INECO). La psicóloga especializada en inteligencia de la UBA Alicia Cayssials dice que en el trabajo de Lynn no está claro qué término de inteligencia evalúa en los académicos, un atributo que puede ser muy variado . Y concluye: Aborda un tema de moda en psicología, la religiosidad (como también están en boga la sabiduría, la creatividad, el sentido del humor), pero poco y nada dice.

Publicado en Clarín el 28/06/08

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *